Nuestra Historia

Empanaditas de Maíz

Empanaditas de Maíz

Las hacemos cada día de forma artesanal con nuestra propia receta y metodología. ¡Están riquísimas!
Desayunos

Desayunos

Tenemos varios tipos de desayunos para elegir, todos con ingredientes saludables para desayunar bien cada mañana.
Comidas

Comidas

También tenemos una carta para comer bien y rápido en un ambiente de tranquilidad en el Mercado de San Enrique.
Para llevar

Para llevar

Te preparamos lo que quieras para llevar, empanaditas, croquetas, sandwichs, salsas. En tu próxima reunión de amigos o familia cuenta con nosotros.

¿Quienes somos?

Una Colombiana soñadora, que emigró a Europa a estudiar y con ganas de comerse el mundo a los 23 años. Puede decirse que se lo ha ido comiendo a pedacitos unos bocados más dulces que otros, pero en resumidas cuentas si que se lo ha saboreado con ganas.

Cocinera por vocación todo lo aprendido se debe a las horas que pasaba con su madre y abuela observándolas como cocinaban y hacían maravillas en la cocina.

La cocina es mas que un arte, es una disciplina donde hay que estudiar, investigar, arriesgarse y practicar para poder llegar a esos platos emocionantes, que te hacen recordar esos momentos maravillosos, cuando se reunían las familias en las casas de los abuelos.

 

Esta andadura comienza cuando, por hobby, preparaba para mis amigos españoles, polacos, colombianos, alemanes, checos, venezolanos etc… empanaditas de Maíz Colombianas y platos latinos en Praga (ciudad maravillosa en la que vivímos 6 años) y que después de probarlas su reacción era «que cosa mas rica, está buenísimo, tendrías que venderlas» y esa copla se quedó grabada en mi mente y ahí es donde empieza un periplo de muchas idas y venidas.

 

Mi primera aparición como participante en un evento culinario checo fue gracias a mi querida amiga Martina, que me invitó a participar en el primer Mercado Latino de Praga, donde pude comprobar que las empanaditas de Maíz era un producto que encantaba los paladares Checos y no Checos. Siempre existía esas ganas de probar lo desconocido, pero sin arriesgar mucho y nosotros estábamos ahí para suplir esa necesidad y para ser los embajadores de nuestra cultura por medio de la gastronomía más popular en Colombia “La Empanada Colombiana” con esa masa de maíz crujiente y con ese relleno de carne desmechada y papa que la llena de esa cremosidad que caracteriza este tipo de aperitivo colombiano.

 

Así empecé a merodear la idea de emprender y de convertir este hobby en realidad, una vez que volvimos a Madrid en el 2014 con dos niños muy pequeños, después de no haber trabajado durante 6 años en España y con una crisis económica Española todavía latente, se convirtió en una tarea muy difícil pero tal vez esa dificultad fue la que me empujo a plantearme montar mi propia empresa.

 

No fue tarea fácil conseguir el capital porque subvenciones para pequeños emprendedores ya casi no hay y debes avalar todo el capital que pides con todo el capital que tienes, sin embargo, gracias a la constancia, la paciencia y convencida que nuestro proyecto iba a salir bien (eso si con el plan de negocios en la mano) logramos abrir puertas de confianza con los bancos y emprender con una inversión relativamente pequeña.

 

En Madrid llevamos un año y medio, con nuestro puesto “La Pola Villa”en el Mercado de San Enrique en el Puesto 5. Que con muchas y pocas dificultades según como lo veas, hemos logrado entrar en las cenas, aperitivos y desayunos de muchas personas de la zona.

 

Yo soy una emprendedora de corazón y por vocación, me crie entre cajas, facturas, pedidos y números. Ya que mi familia siempre ha tenido empresa y tenía que trabajar las vacaciones del colegio en la empresa del tío o del papá para poder aprender como se vendía, como se cobraba y en resumidas cuentas como se ganaba la vida mi familia. Todo este aprendizaje viene aprendido desde muy atrás, pero lo que he aprendido este año y medio, lo que me he equivocado y lo que he solucionado nunca acabará de sorprenderme.

 

Los emprendedores hacen crecer una economía y lo más bonito es que te levantas ilusionado todos los días porque aprendes, pierdes o ganas algo, nunca te vas con las manos vacías a casa.